Prácticas de Biología Marina: algas rojas

© C. Romero Zarco - Universidad de Sevilla, 1998-2003


Página previa: Algas_Introduccion.htm  
Contenido: #1. Lo que debeis saber acerca de las algas rojas
#2. Cómo reconocer a las algas rojas
#3. Sistemática
#4. Ecología e importancia
#5. Bibliografía especializada
Páginas subordinadas: Bangiales.html; Ceramiales.html; Corallinales.html; Gelidiales.html
Gigartinales.html; otras_algas_rojas.html: Acrochaetiales; Compsogonales;
Bonnemaissoniales; Gracillariales; Hildenbrandiales; Nemaliales; Porphyiridiales; Rhodymeniales
Índice de nombres:
indice.htm


1. Lo que debeis saber acerca de las algas rojas:

  • tetrasporangios, que son células reproductoras que originan 4 tetrasporas por meiosis y a veces se agrupan en ramas especiales (estiquidios)

  • cistocarpos, que son pequeñas cavidades o bolas, recubiertas o no por tejidos gametofíticos, en cuyo interior se desarrollan primero uno o varios gametangios femeninos (carpogonio) y después de la fecundación el carposporofito con sus carposporas



2. Cómo reconocer a las algas rojas por su aspecto:

Nota importante.- En las siguientes claves faltan algunos géneros y especies más raros, de los que se carece de suficiente infromación. En sucesivas versiones se irán añadiendo.
Tipos morfológicos básicos:
Filamentoso


Ejes cilíndricos muy finos. Este tipo morfológico se corresponde con los talos de organización filamentosa, en los cuales cada rama está formada por una fila de células, a veces acompañadas por una o dos capas de células que rodean a la célula central.
Filamentos haplósticos sencillos (uniseriados o monosifonales)
Cada rama es una fila de células => Véase el grupo 1

Filamentos haplósticos corticados => Véase el grupo 2
Las ramas están formadas por un filamento de grandes células axiales vacuolizadas rodeadas (total o parcialmente) por una capa de pequeñas células corticales asimiladoras, de forma que en la lupa se observan segmentos, cada uno de los cuales se corresponde con una célula axial.

Filamentos polisifonales => Véase el grupo 3
Las ramas están formadas por segmentos que se forman por divisiones tangenciales de una célula axial, que queda así rodeada por un número fijo de células pericentrales que son tan largas como el segmento

Talo
arbuscular


El talo se ramifica en forma de arbolillo, siendo las ramas principales de cierto grosor y de organización pseudoparenquimática; los extremos de las ramas principales y las ramitas de último orden (las más finas) pueden ser filamentosas, pero los ejes principales tienen más de tres capas de células en espesor o están formados por una corteza y una médula hueca o casi hueca.
Arborescente con ramitas filamentosas => Véase el grupo 4
El talo está formado por ramas cilíndricas gruesas, de organización pseudoparenquimática, y ramificaciones laterales muy finas, de organización filamentosa

Arborescente sin ramitas filamentosas
El talo está formado exclusivamente por ramas gruesas, de organización parenquimática o pseudoparenquimática, y de grosor más o menos uniforme. Pueden diferenciarse tres grupos:
  • Con ramas huecas => Véase el grupo 5

  • Con ramas macizas cilíndricas => Véase el grupo 6

  • Con ramas macizas aplanadas => Véase el grupo 7

Membranoso
o laminar


El talo completo o sus partes asimiladoras, se desarrolla principalmente en dos dimensiones, en forma de lámina entera o dividida, maciza o hueca. Se pueden separar dos grupos:
  • Talo laminar indiferenciado => Véase el grupo 8

  • Talo laminar con nervio medio o estipe alargado => Véase el grupo 9
No hay foto
 disponible
Crustáceo (o incrustante)
  • Talo en forma de mancha o de placa, íntimamente adherido al substrato, calcificado o no => Véase el grupo 10


Claves de identificación de géneros por grupos:

Rodofitas del grupo 1: filamentos haplásticos sencillos (uniseriados)
1.
Células sin poros de conexión entre sí, unidas solamente por la parte externa mucilaginosa de la pared celular. Filamento con todas las células semejantes en tamaño y función (a excepción de la zona de fijación al substrato)
2
1.
Células íntimamente unidas entre sí por un poro de conexión visible al microscopio. Filamento con diferenciación celular (las células de los ejes principales son más grandes y a menudo se orservan células reproductoras diferentes de las células vegetativas) 3
2.
Filamento ramificado, con células redondeadas unidas por una matriz gelatinosa común
Or. Porfiridiales
2.
Filamento simple, con células rectangulares unidas por la capa externa de la pared celular
Or. Compsogonales
Gen. Erythrotrichia

3.
Filamentos de hasta 10 mm de longitud (normalmente menores) y de menos de 20 micras de diámetro
Or. Acroquetiales
Gen. Audouinella
3.
Filamentos que suelen alcanzar más de 10 mm de longitud, con células mayores

4.
Filamentos sin corteza de células pequeñas, cubierto por filamentos laterales verticilados
Thuretella
Or. Gigartinales
4.
Filamentos total o parcialment corticados, en caso contrario con ramas alternas u opuestas
Fam. Ceramiáceas
Or. Ceramiales


Rodofitas del grupo 2: filamentos haplósticos corticados
1.
Corticación sólo en la base de los filamentos principales
2
1.
Corticación observable en la mayor parte de los filamentos
4
2.
Filamentos de último orden alternos Fam. Ceramiáceas,
or. Ceramiales
2.
Filamentos de último orden verticilados 3
3.
Ramitas verticiladas bien visibles sólo en los filamentos jóvenes, en la pate inferior se hacen concrescentes con el eje dándole un aspecto velloso; ejes ramificados en ángulos muy abiertos
Atractophora hypnoides
Nacariáceas, or. Nemaliales
3.
Ramitas verticiladas bien desarrolladas y libres en casi todo el talo, dándole un aspecto de limpiatubos; ejes principales ramificados en ángulo más o menos cerrado
Halurus equisetifoilius
Ceramiáceas, or Ceramiales
4.
Corticación limitada a los nudos (zona de unión de dos células axiales)
Fam. Ceramiáceas,
or. Ceramiales
4.
Corticación contínua en los filamentos completamente desarrollados
5
5.
Sin filamentos simples haplósticos
Or. Ceramiales
5.
Con filamentos simples haplósticos (sin células corticales) dispuestos formando verticilos. 6
6.
Corteza compacta de aspecto parenquimático
Spyridia
Ceramiáceas, or. Ceramiales
6.
Corteza laxa, formada por filamentos laterales concrescentes Thuretella schousboei Gloeosifoniáceas, or Gigartinales


Rodofitas del grupo 3: filamentos polisifonales
1.
Talo postrado
Or. Ceramiales
1.
Talo erecto
2
2.
Filamentos con tres células pericentrales
Asparagopsis armata
(fase "Falkenbergia")
Bonnemaisoniáceas, or. Bonnemaisoniales
2.
Filamentos con 4 o más células pericentrales
Or. Ceramiales

Rodofitas del grupo 4: talos pseudoparenquimáticos con ramitas filamentosas
1.
Talo con dos tipos de ramas, las normales muy ramificadas y otras simples en forma de arpón y provistas de aguijones
Asparagopsis armata
Bonnemaisoniáceas, or. Bonnemaisoniales
1.
Talo sin ramas en forma de arpón
2
2.
Ejes principales más o menos segmentados cuando se observan bajo la lupa
Véase el or. Ceramiales
2.
Ejes principales no segmentados
Bonnemaisonia asparagoides
Bonnemaisoniáceas, or. Bonnemaisoniales

Rodofitas del grupo 5: talos pseudoparenquimáticos con ramas huecas o casi
1.
Talo formado por ejes cilíndricos y ramas huecas
1.
Todas las partes del talo semejantes, más o menos huecas
2
2
Talo segmentado (articulado), formado por segmentos sucesivos, separados entre sí por constricciones o tabiques transversales; ramificación dicotómica, verticilada, lateral o irregular Or. Rhodymeniales
2.
Talo no articulado, sin constricciones marcadas o con estrechamientos sólo en los puntos de ramificación; ramificación dicotómica regular o subdicotómica
3
3.
Talo dicotómico regular; células corticales grandes y hialinas
Scinaia spp.
Quetangiáceas, or. Nemaliales
3.
Talo con ramificación algo irregular; células corticales pequeñas Chrysimenia ventricosa, Rodimeniáceas, or. Rhodymeniales


Rodofitas del grupo 6: talos pseudoparenquimáticos con ramas macizas cilíndricas
1.
Talo segmentado, es decir, formado por artejos sucesivos, de manera que se observan nudos y entrenudos como en las cañas
2
1.
Talo no segmentado, de forma que a lo largo de los ejes no se observan nudos y entrenudos bien diferenciados
4
2.
Talo impregnado de carbonato cálcico
Véase or. Corallinales
2.
Talo no calcificado
3
3.
Segmentos separados por estrechamientos
Catenella caespitosa
Caulacantáceas, or. Gigartinales
3.
Segmentos separados por tabiques internos
Véase Rodomeláceas,
or. Ceramiales
4.
Alga cespitosa, formando almohadillas que rara vez superan los 3 cm de altura, y en las que no se pueden diferenciar claramente los talos individuales
5
4.
Alga no cespitosa, en la que los talos individuales pueden aislarse independientemente de la densidad de la población, superando con frecuencia los 3 cm de altura
7
5.
Talo con ejes rastreros fijados mediante rizoides
Véase or. Gelidiales
5.
Talo sin ejes rastreros
6
6.
Ramitas en forma de maza. Talo con iridiscencia azulada cuando se observa bajo el agua y muy oscuro cuando se seca
Chondria caerulescens
Rodomeláceas, or. Ceramiales
6.
Ramitas terminadas en punta. Talo no iridiscente
Véase or. Gigartinales (Caulacanthus, Gigartina, Hypnea)
7.
Talo con ramificación principalmente de tipo dicotómico, a veces con ramificación irregular o lateral, pero formado por ejes más o menos del mismo grosor
8
7.
Talo con ramificación principalmente de tipo lateral, formado por ejes más o menos diferentes en grosor
13
8.
Talo ramificado sólo en la base
Nemalion helminthoides
Nemaliáceas, or. Nemaliales
8.
Talo ramificado en casi toda su longitud
9
9.
Talo de organización uniaxial, con segmentos observables bajo la lupa
Ceramium spp.
Ceramiáceas, or. Ceramiales
9.
Talo de organización multiaxial, no segmentado
10
10.
Ramificación irregular o lateral
Helminthocladia spp.
Helmintocladiáceas, or. Nemaliales
10.
Ramificación dicotómica regular
11
11.
Talo impregnado de carbonato cálcico, de color blanco o verde pálido
Liagora spp. Helmintocladiáceas, or. Nemaliales
11.
Talo no calcificado, de color rojizo o porpúreo
12
12.
Talo rígido y cartilaginoso, con los ápices comprimidos
Gymnogongrus griffithsiae
Filoforáceas, or. Gigartinales
12.
Talo blando y viscoso, con todas las ramas igualmente comprimidas debido a que son casi huecas
Scinaia spp.
Quetangiáceas, or. Nemaliales
13.
Ramas con el ápice redondeado o truncado
14
13.
Ramas con el ápice en punta
15
14.
Talo de organización uniaxial (aunque con ápices obtusos o truncados), con corteza compacta
Laurencia spp.
Rodomeláceas, or. Ceramiales
14.
Talo de organización multiaxial, con corteza viscosa
Helminthocladia spp.
Helmintocladiáceas, or. Nemaliales
15.
Ramas no curvadas en el extremo
16
15.
Algunas ramas o ejes principales del talo curvadas en el extremo
17
16.
Ramificación lateral regular. Ejes principales de menos de 3 mm de diámetro. Ramitas fusiformes
Chondria tenuissima
Rodomeláceas, or. Ceramiales
16.
Ramificación lateral irregular. Ejes principales de 3 mm de diámetro o más. Ramitas no fusiformes
Gracillaria verrucosa
Gracilariáceas, or. Gigartinales
17.
Talo flexible, de color claro en la desecación
Hypnea musciformis
Hipneáceas, or. Gigartinales
17.
Talo rígido, de color oscuro en la desecación
Véase Rodomeláceas, or. Ceramiales (Halopithys, Bostrychia)

Rodofitas del grupo 7: talos pseudoparenquimáticos con ramas macizas aplanadas
1.
Talo articulado e impregnado de carbonato cálcico
Corallina spp.
Coralináceas, or. Coralinales
1.
Talo no articulado ni calcificado
2
2.
Ejes principales del talo rastreros, fijados al substrato mediante rizoides
3
2.
Ejes principales erectos
4
3.
Talo con constricciones que separan segmentos cilíndricos o aplanados
Catenella caespitosa
Caulacantáceas, or. Gigartinales
3.
Talo sin constricciones
Véase or. Gelidiales
4.
Talo con ramificación dicotómica
Or. Gigartinales
4.
Talo con ramificación lateral
6
6.
Últimas ramificaciones muy cortas y truncadas. Célula apical situada en una pequeña depresión del extremo de las ramas
Laurencia spp.
Rodomeláceas, or. Ceramiales
6.
Últimas ramificaciones no siendo a la vez muy cortas y truncadas
7
7.
Últimas y penúltimas ramificaciones del talo pectinadas, formando a modo de peines de 2-4 puntas
Plocamium spp.
Plocamiáceas, or. Gigartinales
7.
Talo sin ramificaciones pectinadas
8
8.
Ramas principales del talo con un nervio medio más o menos visible
Sphaerococcus coronopifolius
Esferococáceas, or. Gigartinales
8.
Sin nervio medio
9
9.
Ramitas curvadas en forma de gancho
Rytiphloea tinctoria
Rodomeláceas, or. Ceramiales
9.
Sin ramitas curvadas en forma de gancho
10
10.
Ramas con el extremo redondeado
Véase or. Gelidiales
10.
Ramas terminadas en punta
11
11.
Talo elástico. Sección transversal mostrando una médula con células en forma de estrella embebidas en una matriz gelatinosa
Gigartina spp.
Gigartináceas, or. Gigartinales
11.
Talo no elástico. Sección transversal mostrando una médula compacta de células redondeadas
Véase or. Gelidiales


Rodofitas del grupo 8: talos membranosos o laminares sin nervio medio
1.
Talo submicroscópico, en forma de disco epífito
Shalingia, Eritropeltidáceas, or. Compsogonales
1.
Talo macroscópico, erecto o postrado
2
2.
Talo grueso, de consistencia cartilaginosa o viscosa
3
2.
Talo delgado, de consistencia membranosa
8
3.
Talo postrado, creciendo más o menos paralelo al substrato o formando cornisas
Véase el grupo 10
3.
Talo erecto, creciendo más o menos perpendicularmente al substrato
4
4.
Talo blando y viscoso, con ramificación pinnada
Or. Gigartinales
4.
Talo blando o cartilaginoso, con ramificación principalmente dicotómica 5
5.
Lóbulos más anchos hacia el ápice
6
5.
Lóbulos más estrechos hacia el ápice
7
6.
Talo laminar sólo en el extremo, la parte inferior formada por ejes aplanados dicotómicos
Mastocarpus stellatus
Gigartináceas, or. Gigartinales
6.
Talo formado por láminas subdicotómicas que nacen de un estipe corto
Rhodymenia pseudopalmata
Rodimeniáceas, or. Rodimeniales
7.
Talo blando y mucilaginoso, con médula filamentosa
Or. Gigartinales
7.
Talo cartilaginoso, con médula compacta
Gracillaria multipartita
Gracilariáceas, or. Gracillariales
8.
Talo enrollado helicoidalmente y con los bordes dentados
Vidalia volubilis
Rodomeláceas, or. Ceramiales
8.
Talo no enrollado ni con los bordes dentados
9
9.
Talo dividido en lóbulos más o menos agudos
Or. Ceramiales
9.
Talo entero o con lóbulos redondeados
10
10.
Talo formado por una sola capa de células
Porphyra umbilicalis
Bangiáceas, or. Bangiales
10.
Talo formado por dos o más capas de células
Or. Ceramiales

Rodofitas del grupo 9: talos membranosos o laminares con nervio medio o estipe alargado
1.
Láminas más o menos enteras, con ramificaciones o proliferaciones que nacen del nervio medio. Nervio medio recorriendo toda la longitud de las láminas
Delesseriáceas
Or. Ceramiales
1.
Láminas más o menos divididas por el margen. Con estipe o con nervio medio en la base de las láminas
2
2.
Partes laminares del talo claramente más largas que anchas, dispuestas sobre estipes cilíndricos alargados
Or. Gigartinales
2.
Partes laminares del talo más o menos redondeadas o casi tan largas como anchas, sin estipe o con estipe corto
3
3.
Nervio medio grueso, ocupando la mitad innferior de las láminas y prolongado en la base de éstas a modo de estipe. Talo discontinuo, formado por láminas redondeadas
Cryptonemia seminervis
Halimeniáceas, or. Gigartinales

3.
Nervio medio poco desarrollado, visible sólo en la base. Láminas del talo sin estipe. Talo muy ramificado de forma irregular
Or. Ceramiales

Rodofitas del grupo 10: talos incrustantes
1.
Talo de aspecto pétreo, impregnado de carbonato cálcico
Véase el or. Coralinales
1.
Talo de aspecto carnoso o membranoso, no impregnado de carbonato cálcico
2
2.
Talo grueso, que puede desprenderse del substrato sin perder su integridad
Peyssonnellia spp.
Peyssonnelliáceas, or. Gigartinales
2.
Talo muy delgado, íntimamente unido al substrato, de forma que hay que rasparlo para desprenderlo
Hildenbrandia rubra
Hildenbrandiáceas, or. Hildenbrandiales

3. Sistemática:

    Es muy engorrosa y poco intuitiva para quien no sea un especialista, ya que se basa en caracteres microscópicos del desarrollo del aparato reproductor femenino y en otros caracteres citológicos. Por tanto es poco útil tratarla aquí en profundidad, mencionaremos todos los órdenes representados en nuestro territorio aunque la mayoría de las veces no se pueden reconocer de visu; es necesario en primer lugar identificar el género para saber con seguridad a qué orden pertenece un alga roja

La complejidad taxonómica y las dificultades para el estudio de las algas rojas han sido tratadas recientemente por Athanasiadis  (2002).


4. Ecología e importancia.-.


5. Bibliografía especializada.-

Enlaces a otros sitios con fotos de algas rojas:
Abysso.- http://www.sportesport.it/red_algae.htm

Página publicada en 1998 - Ampliada el 24 de Julio de 2003 - © C. Romero Zarco - Universidad de Sevilla
Última modificación: 10 de Noviembre de 2003