Prácticas de Biología Marina:

Introducción al estudio del macrofitobentos marino del Atlántico andaluz

© C. Romero Zarco - Universidad de Sevilla, 2003


Contenidos de esta página: A) Objetivo y advertencia D) Recolección de las algas G) Caracteres taxonómicos utilizados en las prácticas: TIPOS DE TALOS
B) Concepto y composición del macrofitobentos E) Datos ecológicos y etiquetado H) Conservación de las algas
C) Metodología y fuentes bibliográficas F) Estudio e identificación de las algas I) Referencias bibliográficas
Páginas subordinadas:

Algas_Introduccion.htm

Algas_bibliografia.html

Fanerogamas_marinas.htm


Otros_componentes.htm


A) Objetivo y advertencias.-


B) Concepto y composición del macrofitobentos.-


C) Metodología y fuentes bibliográficas.-


D) Recolección de las algas.-


E) Datos ecológicos y etiquetado.-

HERBARIO DE PRÁCTICAS  - ALGAS

    Gymnogongrus patens J. Agardh
Obs: epifitada por Dermatolithon pustulatum

CADIZ. Tarifa, Ensenada de Valdevaqueros
UTM: 30S TE 5594
En grietas oscuras batidas en el límite mesolitoral-infralitoral.

8.IV.1989
Leg.: Díaz Borrego & al.
Det.: I. Janeiro
Núm.: AC.48.89

F) Estudio e identificación de las algas.-


G) Caracteres taxonómicos utilizados en las prácticas.-


1.- Tipos básicos de talo según su estrategia de desarrollo en relación con el substrato

Talo crustáceo o incrustante:  Formando una capa íntimamente adherida al substrato por la parte inferior, de manera que no se puede desprender de éste si no es mediante raspadura y destrucción del talo. Pueden crecer formando manchas, o formando cornisas cuando el soporte es vertical.

Talo postrado:
Creciendo paralelamente al subtrato y unido a éste mediante rizinas filamentosas o hapterios (órganos parenquimáticos o pseudoparenquimáticos) que nacen de la cara inferior

Talo cespitoso:
Cuando la mayor parte del talo se ramifica paralelamente al substrato mediante un sistema de ejes rastreros del que nacen ramificaciones erectas en gran número, de forma que es prácticamente imposible delimitar un talo individual. Esta estrategia de desarrollo se adapta a un intenso pastoreo por parte de animales fitófagos, al igual que los céspedes de las hierbas terrestres.

Talo erecto:
Cuando la mayor parte de la biomasa del alga se extiende o se ramifica en dirección perpendicular al substrato, siendo la zona basal de fijación relativamente pequeña, sólo con la extensión necesaria para mantener el talo fírmemente adherido. En este tipo de desarrollo las algas forman talos más o menos individualizados.


2.- Tipos de talo según su estructura citológica:

Estructura celular:
Talo constituido, a escala de observación microscópica, por células de pequeño tamaño, uninucleadas, que no son en general observables a simple vista. Es el tipo más normal de estructura, no solo en las algas, sino en los restantes grupos de organismos pluricelulares.

Estructura hemisifonal:
Talo (siempre filamentoso en estos casos) constituido por grandes células plurinucleadas, que se pueden observar a simple vista. Este tipo de estructura citológica se da en el orden Cladoforales (Clorofitas).

Estructura sifonal:
Talo constituido por filamentos, ramas o láminas, que carecen de tabiques transversales, es decir, no hay células delimitadas. Pueden aparecer tabiques que aíslan partes viejas del talo o que separan órganos reproductores (gametocistes o esporocistes).


3.- Tipos de talo según su organización histológica:
Talos filamentosos
Cada parte del talo está constituída por una sola fila de células, o bien por un filamento axial rodeado por una o dos capas de células exteriores, formando ramas muy delgadas que no crecen en espesor.
Filamentos haplósticos sencillos (uniseriados)
Cada rama es una fila de células

Filamentos haplósticos corticados

Las ramas están formadas por un filamento de grandes células axiales vacuolizadas rodeadas (total o parcialmente) por una capa de pequeñas células corticales asimiladoras, de forma que en la lupa se observan segmentos, cada uno de los cuales se corresponde con una célula axial.
Filamentos polisifonales

Las ramas están formadas por segmentos que se forman por divisiones tangenciales de una cálula axial, que queda así rodeada por un número fijo de células pericentrales que son tan largas como el segmento
Talos pseudoparenquimáticos
Los sistemas de filamentos se adhieren entre sí formando paquetes con apariencia de tejidos, hasta tal punto que es muy difícil diferenciar esta organización de los verdaderos parénquimas.
Uniaxiales
Cada rama del talo lleva un solo filamento central, el resto del espesor está formado por filamentos cortos y muy ramificados

Multiaxiales
Cada rama lleva en el centro un haz de filamentos centrales, que crecen de forma paralela. La parte exterior puede estar formada por cortos filamentos libres o soldados entre sí formando una corteza

Talos parenquimáticos

Las células meristemáticas se dividen en dos o más planos, formando verdaderos tejidos en forma de láminas con una o varias capas de células o en forma de filamentos gruesos o cilindros con numerosas capas de células


   
4.- Tipos de crecimiento:
Crecimiento difuso
Casi todas las células del talo tienen capacidad para dividirse, no hay diferencia entre células meristemáticas y vegetativas. La forma del talo suele ser bastante irregular

Crecimiento apical
Cada filamento o cada rama del talo crece por la acción de una única célula apical. Las divisiones transversales de dicha célula originan los segmentos del eje central, y las divisiones en planos longitudinales u oblicuos dan lugar a los filamentos o ramas laterales. Si la célula apical se divide longitudinalmente en dos células iguales el talo se ramificará de forma dicotómica (véase tipos de ramificación más adelante)

Crecimiento marginal
El talo crece por divisiones de las células del borde, principalmente en un plano trasversal al talo, lo que suele generar una morfología laminar con tendencia a ensancharse en los ápices

Crecimiento tricotálico
La célula o conjunto de células meristemáticas, producen por divisiones transversales dos tipos de células: hacia un lado las células vegetativas del talo, y hacia el otro uno(s) filamentos(s) de protección que forman el extremo o el borde del talo. Puede ser apical-tricotálico o marginal-tricotálico


5.- Tipos morfológicos básicos:
Filamentoso
Ejes cilíndricos muy finos. Se corresponde con los talos de organización filamentosa

Talo arbuscular
El talo se ramifica en forma de arbolillo, siendo las ramas inferiores de cierto grosor y de organización parenquimática o pseudoparenquimática
Arborescente con ramitas filamentosas
El talo está formado por ramas cilíndricas gruesas,de organización parenquimática o pseudoparenquimática, y ramificaciones laterales o apicales muy finas, de organización filamentosa

Arborescente sin ramitas filamentosas
El talo está formado exclusivamente por ramas gruesas, de organización parenquimática o pseudoparenquimática, y de grosor más o menos uniforme

Membranoso o laminar
El talo completo o sus partes asimiladoras, se desarrolla principalmente en dos dimensiones, en forma de lámina entera o dividida, maciza o hueca
Talo laminar indiferenciado

Talo laminar con nervio medio

Talo con tres partes diferenciadas: una o varias laminas, un estipe basal o un cauloide más o menos ramificado y una o más zonas de fijación con hapterios

Crustáceo (o incrustante)
Talo en forma de mancha o de placa, íntimamente adherido al substrato. Es el tipo morfológico correspondiente al tipo de desarrollo del mismo nombre


6.- Tipos básicos de ramificación
Dicotómica
Cada rama se divide en dos aproximadamente del mismo tamaño. Ejes del talo todos más o menos semejantes

Lateral
Cada eje produce un cierto número de ramas laterales, generalmente de menor tamaño, y continúa creciendo. Hay ejes principales, ejes de segundo orden, etc... A veces en la parte inferior del talo los ejes principales se ramifican dicotómicamente y en las partes superiores forman frondes de ramificación lateral
Pectinada: en forma de peine, con ramitas que nacen hacia el mismo lado del eje anterior. Si no están perfectamente alineadas se dice que la ramificación es subpectinada

Dística (= pinnada): cuando las ramas laterales nacen a ambos lados del eje pero se desarrollan en un solo plano. Todo el talo o sus partes adoptan forma aplanada. Las ramas pueden ser:
Opuestas, cuando en cada nudo o punto de ramificación hay dos ramas laterales enfrentadas, o
Alternas, cuando las ramas laterales se disponen de una en una en cada nudo

Tridimensional: cuando las ramas laterales se disponen alrededor del eje en diferentes planos, formando estructuras tridimensionales. Según el número de ramas en cada nudo puede ser:

Alterna: cuando las ramas laterales se disponen de una en una en cada nudo
Opuesta: cuando en cada nudo o punto de ramificación hay dos ramas laterales enfrentadas

Verticilada: cuando las ramas se disponen alrededor del eje formando pisos, es decir, en cada punto del eje donde hay ramificación (nudo) hay tres o más ramas, quedando espacios desnudos entre dos nudos consecutivos (entrenudos)

Basal
Todas o la mayor parte de las ramas nacen juntas en la base del talo



H) Conservación de las algas.-


I) Referencias bibliiográficas de esta página

  1. Bold, H.C. & M.J. Wynne (1987). Introduction to the Algae, ed. 2. Prentice-Hall, Englewood Cliffs, New Jersey.
  2. Boudouresque, C.F. (1984). Grupes ecologiques d'algues marines et phytocenoses benthiques en Mediterranée Nordoccidentale: une revue. Giornale Botanico Italiano 118 (1-2), Suppl. 2: 7-42.
  3. Cabioc'h, J, J.Y. Cabioc'h, A. Le Toquin, C.-F. Boudouresuque, A. Meinesz & M. Verlauque (1995). Guía de las algas de los mares de Europa: Atlántico y Mediterráneo. Ed. Omega, Barcelona.
  4. Conde, F., A. Flores-Moya, J. Soto, M. Altamirano & A. Sánchez (1995). Check-List of Andalousia (S. Spain) seaweeds. III. Rhodophyceae. Acta Botanica Malacitana 21: 7-33. Universidad de Málaga.
  5. Flores-Moya, A., F. Conde, A. Sánchez & M. Altamirano (1994). Notas corológicas del macrofitobentos de Andalucía (España). III. Acta Botánica Malacitana 19: 211-213.
  6. Flores-Moya, A., J. Soto, A. Sánchez, M. Altamirano, G. Reyes & F. Conde (1995a). Check-List of Andalousia (S. Spain) seaweeds. I. Phaeophyceae. Acta Botanica Malacitana 20: 5-18. Universidad de Málaga.
  7. Flores-Moya, A., J. Soto, A. Sánchez, M. Altamirano, G. Reyes & F. Conde (1995b). Check-List of Andalousia (S. Spain) seaweeds. II. Chlorophyceae. Acta Botanica Malacitana 20: 19-26. Universidad de Málaga.
  8. Gallardo, T., A. Gómez-Garreta, M. A. Ribera, M. Alvarez & F. Conde (1985). A preliminary checklist of Iberian benthic marine algae. Real Jardín Botánico, Madrid.
  9. Gallardo, T., A. Gómez-Garreta, M. A. Ribera, M. Cormaci, G. Furnari, G. Giaccone & Ch. F. Boudouresque (1993). Check-list of Mediterranean Seaweeds. Bot. Mar. 36: 399-421.
  10. Gayral, P. (1958). Algues de la côte atlantique marocaine. Societé des Sciences Naturailles et Physiques du Maroc, Rabat.
  11. Gayral, P. (1966). Les algues des côtes françaises (Manche et atlantique). Ed. Doin, París.
  12. Giaccone, G. & al. (1985). Revisione della flora marina di Sicilia e isole minori. Bolletino Accademia Gioenia Sci. Nat. 18: 537-781.
  13. Llimona, X. (ed.,1985). Historia Natural dels Països catalans. 4. Plantes Inferiors. Ed. Enciclopedia Catalana S.A., Barcelona
  14. Navarro, M.J. & Gallardo, T. (1995). Aportación al conocimiento de la flora bentónica marina de las costas de Huelva. Studia Botanica 13: 51-60.
  15. Newton, L. (1931). A handbook of the british seaweeds. British Museum of Natural History, London.
  16. Raven, P. H., R. F. Evert & S. E. Eichhorn (1991). Biología de las Plantas. Tomo I. Ed. Reverté, Barcelona.
  17. Rivera, M. A., A. Gómez Garreta, T. Gallardo, M. Cormaci, G. Furnari & G. Giaccone (1992). Check-list of Mediterranean Seaweeds I. Fucophyceae (Warming, 1884). Bot. Mar. 35(2): 109-130.
  18. Seoane-Camba, J. (1965). Estudio sobre las algas bentónicas en la costa sur de la Península Ibérica (litoral de Cádiz). Investigaciones Pesqueras 29: 3-216. C.S.I.C., Barcelona.
  19. Talavera, S. (1987a). Cymodoceaceae, in B. Valdés, S. Talavera & E. F. Galiano (eds.) Flora Vascular de Andalucía Occidental 3: 203. Ketres Ed., Barcelona.
  20. Talavera, S. (1987b). Zosteraceae, in B. Valdés, S. Talavera & E. F. Galiano (eds.) Flora Vascular de Andalucía Occidental 3: 204. Ketres Ed., Barcelona.
  21. Talavera, S. & P. García Murillo (1987). Ruppia L., in B. Valdés, S. Talavera & E. F. Galiano (eds.) Flora Vascular de Andalucía Occidental 3: 194-195. Ketres Ed., Barcelona.

Agradecimientos:

    Las siguientes personas, casi todos alumnos y alumnas de las asignaturas "Criptogamia" y "Biología del Bentos Marino" impartida en la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla, colaboraron en la corrección y comprobación de las primeras versiones de esta guía (1988-1993) mediante la realización de trabajos prácticos de algas marinas o aportando material, dibujos, fotografías, críticas u observaciones personales.

Curso 1986/87:
  • Caballero Vizcaíno, Teresa
  • Fernández Rodríguez, Carmen
  • Gavira Márquez, Rosa
  • Muñoz Conde, Mónica
  • Pérez Martín, Isabel
Curso 1990/91
  • Beltrán Alvarez, Esther
  • Flores García, Antonio
Curso 1987/88
  • González Pérez, María de los Angeles
  • Granés Alvarez, María del Carmen
  • López Alba, José
  • Molina Vázquez, Jesús
  • Ricardo Hidalgo, Rosendo
  • Vázquez Cabezas, Inmaculada
Curso 1992/93
  • Guinle Ribeiro Dantas, Heloisa María
  • Jiménez Nievas, Pedro
  • Rus Tabernero, Joaquín
Curso 1988/89
  • Arnaiz Franco, María del Carmen
  • Díaz Borrego, María Dolores
  • Díaz Rodríguez, Julio
  • Domínguez Martín, María del Mar
  • Garrido González de Riancho, Pedro
  • García Sánchez, José Antonio
  • Janeiro Campos, Inmaculada
  • Luna Varo, Rosa
Curso 1998/99
  • María Amor Martínez Ramírez
Curso 2001/2002
  • Aurora Ruiz Tavares
Curso 2002/2003
  • Pedro Romero Zarco (Catedrático de Ciencias Naturales)
A todos les quedo sinceramente agradecido


Página publicada el 26 de Marzo de 2003 - © Carlos Romero Zarco, Universidad de Sevilla - Actualizada el 3 de Noviembre  de 2003