Página 4

 

LA EXPOSICIÓN



El fotómetro o exposímetro automático de la cámara, mide la luminosidad de una escena encuadrada en el visor para, según la sensibilidad de la película, poder seleccionar la combinación de abertura de diafragma y velocidad de obturación que proporcione el correcto nivel de exposición
Cualquier error que exceda de este nivel idóneo dará como resultado la sobre o subexposición de la película.
La medición de la exposición es el proceso de búsqueda de la combinación idónea entre sensibilidad, diafragma y obturación.  

DIAFRAGMA Y VELOCIDAD DE OBTURACIÓN, influyen no sólo en la captación de la imagen sino en los resultados. Así, 

en la imagen
:
- por la abertura, que modifica la cantidad de luz que alcanza la película, controlando su intensidad y
- por el obturador, con el que se determina el tiempo durante el cual actúa dicha intensidad lumínica.

en el resultado final:
- por la abertura, que modificará la profundidad de campo.
- por la velocidad, que afectará al movimiento del sujeto o de la cámara.

RELACION VELOCIDAD- ABERTURA

De acuerdo con la sensibilidad de la película y la luminosidad de la escena, la exposición puede dosificarse AJUSTANDO la relación o combinación entre abertura de diafrag­ma y velocidad de obturación que más interesen. Tanto diafragma como obturación se ordenan dentro de una escala de valores disponibles que, en pasos sucesivos, doblan la intensidad o el tiempo de exposición:

1  2  4  8   15   30   60 125  250  500  1.000    ______escala de velocidades de obturación
          22  16   11    8   5.6    4     2.8      2     1.4____escala de aberturas de diafragma                      

Si en el ejemplo de arriba, la cámara indica la combinación 1/125 a f/5.6 (en rojo) para una exposición correcta, esta relación o valor de exposición podría variarse según el resultado que deseemos, (profundidad de campo o movimiento del motivo), tomando los pares de valores correspondientes que son equivalentes y que también proporcionarían una exposición correcta.

Así:  1/60 a f/8, 1/250 a f/4, 1/8 a  f/22  o
1/500 a f/2.8 (pares equivalentes)

Por lo general es el nivel de luminosidad del motivo a fotografiar el que determina la combinación abertura-velocidad.
Si la luminosidad general es escasa y/o la sensibilidad de la película es baja, necesitamos un valor de exposición con velocidades lentas  y / o grandes aberturas.
Si la luminosidad general es elevada y/o la sensibilidad de la película es alta, el valor de exposición utilizado tendrá velocidades más rápidas y / o aberturas más cerradas.


En caso de grandes contrastes
la medición deberá hacerse sobre la zona principal del motivo encuadrándola de lleno en el visor para sobre ella tomar la medición automática del fotómetro como valor de exposición correcto para esta zona principal, si bien las áreas restantes quedaran sub o sobre-expuestas. Una vez fijado el valor de exposición, puede volver a encuadrarse la escena en su totalidad.

CONTROL DEL MOVIMIENTO

Cuando un punto se desplaza respecto de una lente, su imagen también se mueve sobre el plano de enfoque. Si movemos la lente, toda la imagen en bloque se desplazará en correspondencia. En ambas condiciones, el registro de la imagen dependerá bien del movimiento relativo del objeto como del tiempo de exposición

MOVIMIENTO DEL OBJETO 

Velocidad Angular
Al tomar la fotografía de un motivo en movimiento lo importante es considerar su velocidad respecto a nuestro campo visual o velocidad angular, que también depende de la distancia  que nos separe de él y de su ángulo de trayectoria respecto del plano de la película

Distancia
Cuanto más próximo esté el objeto en movimiento, mayor es su velocidad angular para fotografiarlo.Es decir, con la misma velocidad, un objeto cruza tanto más rápidamente nuestro campo visual o el encuadre de la cámara cuanto más cercano este de nosotros.

Angulo de trayectoria
El ángulo que forma la trayectoria del movimien­to con nuestro punto de vista, también determina la mayor o menor velocidad angular respecto del encuadre.

La máxima velocidad angular
de un objeto se da cuando la trayectoria es perpendicular a nuestra línea de visión.

La mínima velocidad angular
, se dará en una trayectoria paralela, cuando el objeto se acerque o aleje frontalmente respecto a nosotros, determinándose el movimiento por un aumento o disminución del tamaño.


TIEMPO DE
EXPOSICIÓN
(Velocidad de Obturación) 

Frente a un motivo en movimiento, cuanto más corto sea el tiempo de exposición, menor será el movimiento registrado al ser menor el recorrido de la imagen sobre la película. Si el registro del movimiento de un objeto sobre la película es inapreciable (las líneas que produce el movimiento quedan reducidas a puntos como consecuencia de una velocidad de obturación rápida), el aspecto de la imagen es completamente estático y detallado y se dice que el movimiento ha quedado "congelado". Lo opuesto sería el total "emborronamiento".
Entre ambas posibilidades existen otras intermedias que registrando cierta cantidad de movimiento, proporcionan un buen grado de detalle del objeto que se mueve.

La congelación de un motivo en movimiento
depende de la velocidad de obturación elegida (que a su vez determinará el aspecto más o menos concreto que tenga la imagen), y de la velocidad angular del sujeto.

BARRIDO
Una forma alternativa de detener el movimiento sin recurrir a usar velocidades muy altas, consiste en seguir la trayectoria del objeto en la misma posición dentro del encuadre mientras disparamos. Esta técnica llamada "barrido" que en mayor o menor medida disminuye o anula el movimiento del objeto encuadrado, provoca no obstante, el emborronamiento del fondo estático

MOVIMIENTO DE LA CÁMARA 
El movimiento de la cámara durante la exposición produce el emborronamiento de la imagen. Cualquier vibración puede ser notable con velocidades inferiores a 1/60s. Para velocidades más lentas deberá usarse un trípode. En exposiciones prolongadas los objetos en movimiento quedarán registrados como líneas o ráfagas en medio de un fondo estático.

OBSERVACIONES
Para hacer una fotografía correcta y antes de disparar habrá que tener presente:
·      el enfoque
·      el valor de exposición
·      la velocidad de disparo

EL ENFOQUE, que deberá hacerse sobre el motivo principal del tema, teniendo en cuenta las posibilidades de la profundidad de campo

EL VALOR DE EXPOSICION, que deberá seleccionarse tras medir correctamente la luminosidad de la zona considerada principal, evitando equivocar la medición del fotómetro con fuertes contrastes.

LA VELOCIDAD de obturación que deberá ser correcta para impedir el movimiento y emborronamiento de la imagen.


                                                                                                  

Volver al inicio