GOMA BICROMATADA

La goma bicromatada fue inventada en 1855 por el ingeniero y químico francés Louis-Alphonse Poitevin (1819-1882). Años más tarde, en 1894, el fotógrafo francés A. Rouillé-Ladèveze (activo entre 1890 y 1900) retomó la técnica permitiendo transformar las imágenes al grado de crear impresiones más cercanas a la pintura que a la fotografía. Las posibilidades de este proceso incluyeron alterar los tonos y borrar los detalles a través de una brocha, un lápiz o una goma.

El papel se bañaba con goma arábiga mezclada con un químico sensible que se endurecía al exponerse a la luz. La capa de goma se lava con agua dejando una impresión capaz de modificarse con diferentes instrumentos. El detalle en las impresiones de goma bicromatada era casi inexistente.

En este proceso diferentes fotógrafos encontraron la libertad para generar una amplia gama de efectos relacionados con el color, el tono, las sombras y la superficie. Entre los principales exponentes de este método se encuentra el fotógrafo francés Robert Demachy (1859-1936). La goma bicromatada, popular entre los fotógrafos "pictorialistas", fue sustituida por el proceso de "bromoil".