Análisis de una imagen con
elementos de texto y fotografías


Anuncio de la marca Patek Philippe 1

Anuncio publicitario de la marca de relojes Patek Philippe
Textos sobre una fotografía posiblemente de Peggy Sirota

    Este ejemplo, como el anterior, nos muestra el uso de una fotografía que parece no haber sido realizada para un anuncio publicitario, y mucho menos para una marca de relojes.
    A diferencia de aquel, este anuncio (1) presenta una fotografía en gris con un formato cuadrado que ocupa desde el borde superior, las dos terceras partes de la página dejando libre el tercio inferior. A la fotografía se han superpuesto dos elementos: la marca, logotipo y eslogan, en el ángulo superior derecho, y otra imagen fotográfica a todo color de un modelo de reloj (producto) que, en la vertical del elemento anterior, recortada y sin fondo, hace de puente entre la fotografía y el espacio en blanco que contiene el texto con la frase de un segundo eslogan. 
    Este tipo de anuncio, hace uso del color solamente en la reproducción del modelo de reloj, produciendo un efecto equivalente al de la tipografía usada en el de "Louis Boston".

Anuncios de Patek Philippe Anuncio de Patek Philippe Anuncio de Patek Philippe Anuncio de Patek Philippe 3

Otro anuncio de la marca de relojes Patek Philippe.
4 La fotografía original de Peggy Sirota antes de ser cortada por abajo para el anuncio de Patek Philippe. 4a Foto Peggy Sirota 4b

Otros anuncios de la misma campaña (3), nos permiten observar como se mantiene la misma disposición de los cuatro elementos que lo estructuran, así como comparar en 4, la fotografía principal con la original de Peggy Sirota, antes de ser reencuadrada (4a) y otra versión con los mismos personajes (4b).

Anuncio de la marca Patek Philippe 1

Por lo que respecta al anuncio en cuestión (1), es de suponer que el empleo de esta imagen es igualmente circunstancial, es decir, no es una fotografía tomada expresamente para anunciar una marca de reloj, sino elegida del portfolio de la autora.
    En él comprendemos un orden jerárquico claro, protagonizado por las dos fotografías (gris y color) a las que el texto finalmente intenta dar un sentido. Dentro de ambas fotografías la mayor importancia por su tamaño corresponde a la que ilustra la escena del anuncio: dos figuras masculinas juegan una partida de billar. Pese a su reducido tamaño, la reproducción de un modelo de reloj, posee un gran valor visual por ser la única nota de color del anuncio que, además de significarse como reclamo, cumple la función de enlace de las dos zonas entre imagen y texto.

La fotografía principal, nos sitúa en una sala interior con dos figuras que están agrupadas sobre una mesa de billar. 
La iluminación de la escena es buena aunque algo contrastada a causa de la luz artificial que cae lateralmente y desde arriba sobre las figuras. 
Por el modelado de las formas y el número de sombras arrojadas (sombras del taco sobre el tapete), sopodemos deducir que se trata de la fuente de luz producida por una lámpara de tres focos colocada en el centro geométrico de la mesa. No podemos asegurar la existencia de otro tipo de iluminación  complementaria de la cenital, aunque sí es notable la excesiva claridad del perfil en primer término. El fondo permanece oscuro haciendo que las figuras se fundan progresivamente con él en este acogedor ambiente interior.  

El primer término de la imagen lo ocupa un joven que parece mirar la acción que ejecuta la figura del fondo. La división de tercios establece cuatro zonas de interés que repartimos por diagonales del siguiente modo: 1, la cabeza de la figura en primer plano que se ubica en la confluencia de dos líneas divisorias de los tercios; en el ángulo opuesto 2, la mano con el taco y bola de billar, hacia donde nos dirige la mirada en diagonal de la primera figura; 3, en el ángulo superior izquierdo y en segundo término, la cabeza del segundo personaje también se corresponde con otro cruce divisorio de los tercios, su mirada nos devuelve en vertical hacia la bola en movimiento. La segunda diagonal, que desde el ángulo superior izquierdo cruza la cabeza de esta figura, acompañada por las líneas que marcan el borde de la mesa y el blanco del segundo taco de billar, nos dirigen al espacio vacio 4 que ocupará la segunda imagen (el reclamo) a color con el modelo de reloj de la marca. (foto 2)
El extremo del taco en 2, se establece como vértice de un triángulo visual conformado por la diagonal roja y otras dos que se dirigen hasta las divisiones terciarias en 3 y 1.

4

La mirada del joven 1, continuada por el taco de billar, marca el inicio de un recorrido visual oblícuo hasta 2, desde esta zona, subimos en vertical hasta la cabeza 3 y de nuevo en diagonal cerramos el itinerario al alcanzar el espacio 4. (esquema 3) Podríamos hablar de una composición en X generada por triángulos (esquema 4). 

              Elemento con el conjunto logotipo, marca y eslogan 5     La segunda imagen a color. El modelo de reloj de la marca 6

Aún resta por señalar la conexión existente entre el elemento constituido por el logotipo, la marca y la frase "Inicie su propia leyenda" que se repite a modo de eslogan en todos los anuncios de esta campaña.(5)
Este bloque, siempre ocupa el ángulo superior derecho de la imagen, en este caso, sobrepuesto a la cabeza de la figura principal. A pesar de su distanciamiento con la imagen del reloj (6), debajo, es el intenso tirón visual del color, lo que lo conecta a éste mediante una vertical. 

Recorrido en L invertida 7   8 Algunas fomas, contornos y direcciones principales se ajustan a esta rejilla romboidal. 8a    4a El rectángulo constituido por las dos terceras partes de la imagen. 9

Existe otro bloque de texto bastante largo y de altura tipográfica desigual, que ocupa la mayor parte del espacio en blanco compartido con la mitad de la imagen a color. La proximidad del reloj y el área de fondo blanco común, establecen la vinculación entre ambos propiciando un recorrido en L invertida desde el elemento en el ángulo superior derecho del formato (7). El punto constituido por la bola de billar situada casi en el borde inferior de la fotografía, y la mirada de la figura del fondo, marcan un sentido direccional que también lo conectan a la imagen. 
Si se comprimen las formas triangulares (4a) hasta dejar libre el espacio de la columna ocupada por la etiqueta superior y el reloj, cerca de la primera división de los tercios, podemos observar en la imagen restante una rejilla básica romboidal (8) a la que se ajustan con cierta eficacia algunas fomas, contornos y direcciones principales (8a). En este rectángulo, constituido en anchura por dos terceras partes de la imagen, se mantiene clara la división principal de dos triángulos opuestos, a los que podría sumarse un tercero resultado de la unión de los vertices del lado base con la división superior de tercios (coincidente por abajo con la situación de la bola), dentro del que se desarrollaría la figura del fondo y el escorzo en perspectiva del plano de la mesa. (9)   

El bloque de texto con la frase de un segundo eslogan.

El contenido del texto, "Nunca un Patek Philippe es del todo suyo. Suyo es el placer de custodiarlo hasta la siguiente generación", aporta un significado que no guarda relación alguna con lo representado en la imagen principal, por lo que, en principio, podría calificarse con respecto a ésta de ambiguo y parasitario. Relacionándolo con la segunda imagen (el modelo de reloj), este texto podría entenderse como descriptivo y calificativo del valor material del mismo (digno de ser legado en herencia), de donde podría deducirse una segunda relación de relevo o simbiosis, dado que ambos se complementan conformando una unidad significativa, aportándose nuevos significados tanto connotativos como denotativos.

Al tener presente todo esto y realizar una lectura connotada de la imagen principal, ya no veríamos sólo a dos figuras jugando al billar sino la escena que recoje un momento lúdico en la relación padre-hijo. Mientras el padre hace su jugada seguro de sí mismo, la mirada un tanto ausente del hijo en primer plano, nos sugiere que está "soñando" con iniciar su propia leyenda al poseer algún día el reloj "Patek Philippe" de su padre (que llevaría en la muñeca), quien a su vez lo heredó del suyo. Pero se trata además, no sólo del deseo de poseer transitoriamente algo tan valioso, sino sobre todo de gozar del privilegio de ejercer su custodia hasta poder volver a legarlo. Lo que se convierte en la función más placentera para todos los que tengan una reloj así. 

patek04.jpg (102949 bytes)

El anuncio va dirigido en este caso, al género masculino, aunque también existen campañas del producto para el femenino. Comprende la presencia de varios estereotipo de factura clásica (padre, hijo, familia...) y sugiere vagas emociones puramente tradicionales como el regalo (dia del padre), herencia de bienes materiales (oro, joyas) ...etc. Los personajes denotan un nivel cultural medio-alto, propio del ámbito y grupo social de clase acomodada al que vá dirigido el mensaje.
    A nuestro juicio, el grado de significación de ambas imágenes es fuertemente icónico, mayor en la fotografía de color que en la principal monócroma (sepia oscuro). La primera podría entenderse como monosémica y denotativa (modelo de reloj), frente al carácter polisémico y connotativo de la segunda (escena de billar).  
    La presentación tipicamente clásica en este tipo de anuncios, lo hace redundante pese a la originalidad de la fotografía de autor. Su grado de impacto, que entendemos como medio, se vé acentuado por el contraste que provoca la exclusividad del color localizado en la fotografía del producto.

 

                                                                                                                 

Composiciones

 

Volver al inicio